Activation Decision Construction Model (ADCM)

De Mentira Pedia
Revisión a fecha de 14:20 12 jun 2016; Horacio Amed (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

ADCM (Activation Decision Construction Model)

Desde sus inicios la detección de la mentira estuvo directamente relacionada a que el ser humano muestra cambios de conducta espontáneos que pueden ser observables. Actualmente gracias a las integraciones meta-analíticas se ha logrado determinar que los indicios mencionados no son tan normales. Estas nuevas teorías han obligado a efectuar un cambio de orientación en las investigaciones relacionadas con la detección de la mentira desarrollándose a través de dos caminos distintos y diferenciados a efectos de abordar el tema ( (Masip, 2015. Vol. 36(2)):

(1). Desarrollo de estrategias activas de entrevista para detectar mentiras.

(2). Empleo de indicios contextuales (en lugar de conductuales) de la mentira.

Índice:

1.- Antecedentes.

2.- La Técnica Meta-Analítica.

3.- Definición de ADCM.

4.- Activation-Decision-Construction Model.

5.-Críticas.

6.- Referencias.


Antecedentes

Desde sus orígenes mentir se ve como algo que esta moralmente penado y que hacerlo para sacar un provecho no es correcto. A comienzos del 2006 un psicólogo social (Charles BOND) recluto a un selecto grupo de investigadores (90 investigadores, Global Deception Research Team) para realizar un estudio internacional (en alrededor de 75 países) que tenía como tarea principal examinar y comparar las creencias sobre los indicadores del engaño en todo el mundo. Las conclusiones a las que se arribaron indicaron que no hay mayores diferencias con respecto a las creencias sobre los indicadores del engaño alrededor del mundo. Varios autores coinciden en señalar que la gente en general cree que la forma de detectar el engaño es a través de indicadores conductuales que son perfectamente observables (Global Deception Research Team, 2006; Masip y Herrero, 2015; Strömwall, Granhag y Hartwig, 2004). Ya en la década de 1970 Ekmann y Friesen propusieron la “hipótesis del filtraje” (Anuario de psicología jurídica, 2000, Masip , Guerrero) que sostenía que “…las emociones cuya expresión facial se oculta o se enmascara con la expresión de una emoción alternativa pueden “filtrarse”, revelando así los verdaderos sentimientos del comunicador”. Otros autores como Zuckerman, Herrero, Masip, Guerrero posteriormente plantearon que las personas cuando mientes pueden presentar el Arousal (activación psicofisiológica), emociones como la vergüenza, culpa o el miedo a ser descubierto, una mayor carga cognitiva dando lugar a ciertas conductas observables. También en 1994 Buller y Burgon justificaron la presencia de indicadores conductuales mientras se miente los cuales pueden ser observables. Contemporáneamente De Paulo (2003) a través de marco teórico extraído de un complejo meta-análisis realiza ciertas hipótesis sobre algunas posibles claves de la mentira. Como conclusión se podría afirmar que las diferentes perspectivas teóricas tradicionales en detección de la mentira muestran que mentir da entrada a señales conductuales que delatan al mentiroso y que a través de la observación un buen detector estaría en condiciones de detectar a un mentiroso, ya que estas señales conductuales acabarán viéndose en definitiva en su conducta. En la actualidad la premisa anteriormente expuesta se ha indicado como errónea, alois de estudios e investigaciones no han permitido determinar que las señales conductuales determinan con certeza si se está mintiendo o no.

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas